Terapia con perros

Actividades con perros para niños y mayores

Huerga No Comments
Actividades con perros

¿Quieres mejorar las capacidades de tu hijo/a? o ¿prefieres fomentar en él/ella los mejores valores? ¿Y si todo ello lo consigues de una forma divertida y diferente? Pues estás en el blog adecuado. En Toma mi pata realizamos Actividades con perros para conseguir los beneficios que cada niño necesite.

Pero ¿qué pasa si no se trata de un niño? No hay problema, las actividades se adaptan a las necesidades de cada persona, por lo que no hay límite de edad.

Actividades con perros para mejorar la calidad de vida

Estas actividades con perros se pueden enfocar a muchos aspectos de la vida. Pueden realizarse para aumentar la autoestima de las personas, ya que el entrenamiento con el perro hace que nos sintamos capaces de cualquier cosa.

También pueden enfocarse a la mejora de la inteligencia emocional. Las emociones que compartimos con los perros son muchas y ellos nunca ocultan lo que sienten. El perro consigue que dejemos aflorar nuestros sentimientos y las actividades que se realizan consiguen que las personas den nombre a sus emociones y aprendan a gestionarlas lo mejor posible.

También pueden hacerse actividades con perros destinadas a la comprensión de valores como el respeto, el compañerismo y el servicio hacia los demás. Se presentan como formas de expresarse y de comportarse. Todo ello sirve para conseguir una convivencia agradable y como único medio para relacionarse con los demás.

Actividades con perros para perder el miedo

Con estas actividades no solo se puede conseguir perder el miedo a los perros. También se consigue aprender a distinguir cuando un perro es amigo y cuando hay que permanecer alejado. De esta forma, las personas se sienten más seguras de sí mismas ante perros desconocidos y superan así el miedo irracional.

Pero además, en estas actividades con perros se puede aprender a perder el miedo a perder o a fracasar. Se enseña que el fracaso es parte del aprendizaje y que hay que aprender de él para mejorar mirando siempre hacia adelante. El positivismo es la base para poder gestionar la frustración que se produce cuando algo no sale como querríamos. De esta manera se puede mejorar la forma de ver los problemas, siempre con el punto de vista de solucionarlos, y nunca de hundirse en ellos.

Actividades con perros para relacionarse

Los perros son un nexo entre las personas. Ellos distienden el ambiente y consiguen que nos relajemos.

Por eso, estas actividades consiguen que cuidadores y cuidados, educadores y alumnos, psicólogos y pacientes mejoren su relación. Incluyendo al perro en las actividades y en las conversaciones se consigue que la confianza entre las personas aumente, ésto es muy positivo para la mejora que se pretenda conseguir en cada caso.

Actividades con perros para ser mejores personas

Por todo esto y mucho más, las actividades con perros son muy beneficiosas para las personas. Son totalmente personalizables según lo que se pretenda conseguir y siempre con el cariño y la dedicación de la guía y su inestimable perrita Maggie.

No esperes para informarte de todo lo que podemos ofrecer. Estaremos encantadas de ayudarte. Escríbeme a info@tomamipata.es o llama al

626 27 66 83

 

Y si aún quieres más, no te pierdas nada. Infórmate en Actividades para niños y jóvenes y en Actividades para personas mayores.

O si necesitas información sobre Terapia con perros pincha aquí Terapia con perros.

Tú y tu familia ¡os lo merecéis!

Los animales marcan la diferencia

Terapia asistida por animales para adquirir habilidades sociales

Huerga 2 comments

Terapia asistida por animales para adquirir habilidades sociales

En la niñez es cuando se adquieren la mayor parte de las habilidades sociales. La terapia asistida por animales para adquirir habilidades sociales es una herramienta muy efectiva, sobre todo para los niños. No hay nada mejor que socializar con unos compañeros muy peludos.

Somos seres sociales

Vivimos en sociedad, y uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos de niños es saber relacionarnos con los demás. Si en esta etapa de la vida desarrollamos unas buenas habilidades sociales, lograremos ser independientes y alcanzaremos la felicidad. Las dificultades que se vayan presentando serán ejercicios para saber reaccionar de la mejor forma posible en distintas situaciones de la vida.

Somos seres sociales

Foto sacada de http://www.christinehallaustin.com/child-adolescent-therapy/

El modo en el que nos integramos en la sociedad marca una gran diferencia a la hora de vendernos, de forma que los demás nos valoren y se sientan a gusto en nuestra presencia.

Niños que se aislan y niños que aislan a otros

Foto sacada de http://bullyingps.blogspot.com.es/

Por desgracia, actualmente muchos niños y jóvenes no se relacionan de una forma sana con los demás. Hay una falta de estimulación social debido a ciertos hábitos que se están arraigando debido a las nuevas tecnologías. Además, el rápido ritmo de vida que llevamos hace que cada vez sea más difícil que los niños se relacionen de una forma adecuada.

Cuando la socialización no es la adecuada, se reducen mucho las relaciones sociales, aumentando las personas que se aíslan y que se sienten rechazadas. Cada vez hay más problemas de acoso escolar, que se junta con el bajo rendimiento en los estudios y muchos problemas psicológicos.

Todas estas deficiencias dan lugar, muchas veces, a problemas graves de autoestima en la edad adulta, que pueden dificultar mucho la búsqueda de satisfacción personal.

Por todo esto es necesario mejorar con técnicas novedosas el aprendizaje de las habilidades sociales.

Terapia con animales, la alternativa más divertida

Los beneficios que nos aportan a la sociedad las relaciones con animales son incalculables. Interactuar con un animal te hace sentir muy valorado e importante, lo que aumenta considerablemente tu autoestima. Te ayuda a ser consciente de quién eres y de tus responsabilidades. Es también un gran estímulo antiestrés que permite que se fomenten mejores relaciones sociales. Y en definitiva, se consigue que mejore la calidad de vida de las personas.

Los niños conectan muy bien con los animales

Foto sacada de http://www.webconsultas.com/autismo/terapias-con-animales-para-el-autismo-3128

Los niños además, conectan con las mascotas de forma más profunda que los adultos. Son animales fieles, que siempre van a guardar sus secretos y en quien saben que pueden confiar. No les juzgan ni les ponen etiquetas. Los animales les aceptan tal y como son y les quieren tal cual, sin condiciones.

Por eso el efecto en los niños es tan acusado. Ellos aprenden rápido y captan enseguida el lenguaje no verbal, un lenguaje sincero. Aprenden que el cariño puede ser recíproco y que merece la pena luchar por ello. Además, les ayuda a sentirse responsables de alguien que les necesita y que depende de ellos.

Relaciones saludables con nuestras mascotas

Por otro lado, la relación entre los miembros de una familia, incluída la mascota, es la base para la adquisición de habilidades sociales positivas.

Familia con mascota

Foto sacada de http://www.eluniversal.com/doblevia/120913/por-que-las-mascotas-terminan-formando-parte-de-las-familias

Por eso es importante seguir unas pautas de convivencia en la familia y saber adaptarse a las nuevas situaciones cuando se adquiere una mascota. Si quieres saber más no te pierdas el siguiente post.

Los animales mejoran la depresión en personas mayores

Huerga 2 comments
Perros y personas mayores

Los animales mejoran la depresión en las personas mayores

Está demostrado que los animales mejoran la depresión en personas mayores. Es debido a que a nuestras mascotas les gustamos tal y como somos. No les importa nuestra edad, ni si somos altos o bajos, feos o guapos, más o menos listos, no les importa nuestra raza ni nuestra religión… No tienen prejuicios y por ello nos producen sentimientos de cariño, de pertenencia a un grupo y de ser importantes.

Los animales dan cariño incondicional

Imagen de www.animalmascota.com

Esto es especialmente importante para las personas mayores. Después de que los hijos crean su propia familia y cuando ya no tienen las mismas habilidades que antes para valerse por sí mismos, comienzan a sentirse solos y deprimidos.

Las animales les dan una motivación para levantarse

El hecho de cuidar a un animal hace que se sientan necesarios y capaces de hacerse cargo de otro ser vivo, como hacían cuando eran más jóvenes. El estar activo es más fácil si tienes un animal cerca que te invita a salir, a moverte, a reír y a disfrutar de cada momento.

El perro y el hombre

Imagen de www.actualidad21.net

Personas diferentes con necesidades diferentes

No todas las personas son iguales ni están en mismo momento de su vida, por lo que la programación de las terapias será diferente en cada caso.

Hay personas que se aíslan dejando de hablar con los demás, dejando de salir y de relacionarse con otras personas, lo que lleva a la soledad. En otros casos es más acusada la debilitación física o mental. Esto hace que cada vez quieran hacer menos cosas y se desmotiven, llegando a deprimirse con facilidad.

Algunas personas mayores se desorientan por su avanzada edad, necesitando que les guíen. Otras personas no consiguen salir de un estado de ensoñación en el que reviven su pasado y no conectan con la realidad actual.

La mayor parte de las personas mayores que dejan de tener responsabilidades, van quedándose poco a poco pasivas. Sienten que no tienen ninguna razón para seguir levantándose por las mañanas.

Aislamiento en personas mayores

Imagen de www.inforesidencias.com

 

Los animales nos aportan muchos beneficios

Beneficios para la salud

  • Mejora de la salud en general, ya que en contacto con el animal las personas sufren menos estrés o ansiedad y van menos veces al médico. El animal hace que no se sientan solos, aumentando su autoestima y favoreciendo el interés por comunicarse. Aumentan el contacto físico y las demostraciones de cariño. Además les ayuda mucho a centrar la atención y a pensar menos en sus dolencias, haciendo que rían y se diviertan. En el caso de los perros también hacen que salgan a pasear y les mantienen más en forma que si vivieran solos. Por otra parte, cuando acariciamos y miramos a los animales nos relajamos y estamos más abiertos a nuevas sensaciones y emociones.
Las mascotas mejoran la salud de las personas

Imagen de www.healthtap.com

Beneficios por sentirse vivo

  • Las personas mayores que viven solas pueden ir dejando de relacionarse y de hacer una vida social debido a diversos factores. Sobre todo puede deberse al hecho de no sentirse necesitados como en años anteriores, cuando toda la familia dependía de ellos. Pierden las responsabilidades que tenían y se sienten vacíos, sienten que nadie los necesita. Por eso, el tener que cuidar a un animal y estar pendiente de sus necesidades, hace que estas personas llenen ese vacío de responsabilidad que les quedó por quedarse solos. Cuidar a otros seres vivos nos hace sentir importantes y por lo tanto nos hace sentir bien.

Beneficios contra la soledad

  • La soledad es un sentimiento común en personas mayores que viven solas. Se van aislando con facilidad y pueden sentirse muy solos. Los animales de compañía hacen que la sensación de bienestar sea mucho mayor. Dan mucho cariño incondicional, siempre se alegran de verte y animan en los momentos de bajón. Por eso evitan el sentimiento de soledad. Además, el tener que salir a sacar de paseo a un perro hace mucho más fácil la interacción con otras personas que también tienen uno o que simplemente les gustan. Se dice que los perros son catalizadores sociales por esta razón. En las residencias de ancianos en las que se ha introducido un perro se ha visto que las personas hablan mucho más y tienden a hacerlo menos de sus enfermedades y más de los animales o de lo que hacen.

Beneficios por la diversión

  • Los animales ayudan a sentirse de buen humor ya que hacen cosas graciosas. Nos ayudan también a reírnos de nosotros mismos o de lo que tenemos alrededor.
Los animales te hacen feliz

Imagen de www.mundo-animal.com

Las terapias con animales, una solución para muchas personas

Por eso, dependiendo de la situación de la persona, se llevará a cabo un programa planificado para obtener los beneficios adecuados. Se puede llegar así a mejorar la calidad de vida de esa persona.

Es posible realizar terapias con animales personalizadas, para una sola persona en su propia casa. De esta manera se consiguen todos los beneficios de tener un perro sin tenerlo, y además, se practican ejercicios beneficiosos para retrasar el deterioro producido por la edad, gracias a la motivación del perro de terapia.

Por otra parte, también se realizan terapias asistidas por animales en grupos, en residencias de ancianos. De esta forma, se planifican actividades que mejoren las habilidades de los participantes y se mejoran las relaciones sociales.

Terapias asistidas con perros

Imagen de www.elpaular.com

Lo ideal es comenzar en los estadios iniciales de la patología para intentar evitar, o al menos retrasar el empeoramiento, o en su caso para comenzar a tiempo la rehabilitación adecuada. Lo más habitual que se trabaja en estos colectivos suele ser la movilidad para retrasar incapacidades. También se motiva la autonomía para conseguir que las personas se adapten a nuevas situaciones. Y sobre todo se trabaja la memoria, para que la pérdida de memoria se retrase lo más posible.Toma mi pata

En Toma mi pata realizamos estas actividades y terapias. Infórmate en Toma mi pata para personas mayores.

 

Perros en las residencias de ancianos

Por todas estas razones, el tener un perro en una residencia de ancianos y el hacer sesiones de terapia asistidas por animales es una forma fácil y divertida de conseguir que la calidad de vida de estas personas mejore notablemente y que tengan más ganas de vivir.

Las residencias que ya lo han probado se han sorprendido de los buenos resultados. Las personas con demencia senil suelen salir de su estado de ensoñación para acariciar al perro, que les conecta con el mundo real.

Perros en residencias de ancianos

Imagen de www.diariomascota.com

No es bueno que las personas no tengan responsabilidades ni exigencias. El ser humano necesita sentirse activo y necesario para no caer en la desesperación y el deterioro. Los animales logran estimular la felicidad, la diversión, las ganas de vivir y de aprender cosas nuevas. Aumentan la sensibilidad, el afecto y relajan a las personas mejorando a su vez las relaciones sociales.

Pon una mascota en tu vida o en la de tus padres. Vuestra salud os lo agradecerá.

 

La relación entre hombre y perro

Huerga No Comments
La relación entre hombre y perro

La relación entre el hombre y el perro

La relación entre hombre y perro viene de muy atrás, aproximadamente de hace 12000 años. Se sabe que hace 12000 años el único animal que estaba domesticado era el perro-lobo. Esto lleva a pensar que la presencia  de animales de compañía precedió a la domesticación del ganado.

Durante este tiempo no se han dejado de seleccionar las distintas razas para diversas funciones. Actualmente las terapias asistidas por animales forman parte de estas funciones. Aunque en este caso, la raza como tal no es lo importante, lo es el carácter.

La domesticación

En la domesticación de los perros se sabe que se crearon las distintas razas en base a las distintas necesidades del hombre. Hay perros de pastoreo, cazadores, perros para tirar de los trineos en la nieve, de rastreo, veloces como los galgos, etc.

Razas de perros

Foto sacada de: taringa.net

Y en el grupo más heterogéneo están los animales de compañía. Son perros de cualquier raza que únicamente se han destinado a pasar la vida con nosotros sin importar su aptitud.

Por desgracia no siempre se seleccionan los perros teniendo en cuenta su bienestar. Actualmente hay muchos problemas genéticos y de enfermedades que se podrían evitar haciendo una selección responsable. Os invito a leer el artículo ¿Pero qué nos han hecho?.

Parte de la familia

Hay innumerables muestras de que los animales de compañía han estado con la humanidad en las distintas civilizaciones. Los representaban los egipcios, los antiguos griegos, e incluso en imágenes que existen de la Edad Media. En la época isabelina era muy común retratarse con los animales de compañía. Y más adelante incluso se puso de moda fotografiarse con ellos.

En nuestra sociedad actualmente hemos integrado a los animales en nuestras vidas de una manera asombrosa. Cada vez hay más gente que tiene mascotas en casa y la mayor parte afirma que su mascota es parte de su familia.

Mascota y familia

Foto sacada de: vix.com/es/imj/hogar/5568/top-6-razas-de-perros-para-vivir-en-familia

Al igual que un amigo o familiar cercano tiene una enorme influencia en nuestra salud y bienestar, se ha visto que también se puede ampliar a los animales de compañía. Se ha comprobado que la probabilidad de morir de un infarto es más del doble en personas que viven solas que en las que viven en familia.

Pero la probabilidad es igual a la de los que viven en familia si las personas que viven solas tienen un “confidente”. Es alguien que ocupa su mente y que les hace sentir que son importantes, como una mascota. Por eso no se trata solamente de tener a alguien de quien preocuparse. Es tenerlos en nuestra mente representados como alguien que nos produce un profundo bienestar.

También se han hecho muchos estudios sobre los beneficios que nos aportan los animales, sobre todo para nuestra salud física y mental. Las investigaciones más recientes apuntan a que su presencia se asocia con sensaciones de tranquilidad y relajación. Incluso con la reducción del ritmo cardíaco y la presión sanguínea. Además, facilitan las interacciones sociales actuando como catalizadores sociales.

El vínculo y la atracción entre hombre y perro

Está comprobado que la presencia de animales en pinturas, anuncios, etc. junto a personas mejora el reconocimiento favoreciendo la aceptación social. Muchos políticos posan con animales, ya que saben que es una herramienta poderosa para alterar las percepciones sociales. El animal consigue rodear a las personas de una aureola de confianza, incrementando su atractivo.

Es un hecho que, a lo largo de la evolución humana, nos hemos sentido atraídos de una u otra forma por otros seres vivos. Esta teoría se ha llamado hipótesis de la Biofilia. Postula que lo natural puede atraer nuestra atención al exterior y conseguir que nos relajemos (Katcher, 1993). Se ha visto en pacientes hospitalizados, que sienten menos dolor y más relajación al contemplar árboles. O cuando contemplamos un acuario que notamos como se reduce nuestra ansiedad.

Los beneficios que aportan las mascotas

En 1991 Serpell demostró que tener un animal de compañía reduce mucho dolores poco graves. De esta forma se mejora la calidad de vida de las personas. Pero no solo eso, también demostró que estos efectos beneficiosos sobre los dueños se mantenían durante 10 meses en el caso de que la mascota fuera un perro, y entre 1 y 6 meses en el caso de que fuera un gato. Por eso sabemos que los efectos terapéuticos no solo ocurren cuando el animal está en la sesión, sino que perduran más tiempo.

Fue curioso el resultado de un importante estudio realizado en 1995. Este estudio relacionaba los distintos factores que influían en la supervivencia tras un infarto cardíaco. Los factores determinantes fueron el hecho de tener mascota y tener un alto grado de apoyo social. Se vió que las personas que tenían perros, independientemente del apoyo social que tuvieran, tenían menor probabilidad de morir el año posterior al ataque. Sin embargo, en el caso de que la mascota fuera un gato, sí dependía el resultado del apoyo social.

Actualmente el 98% de las personas que tienen animales de compañía aseguran que hablan con su mascota como si fuera una persona. Y el 81% cree que además sus animales corresponden sus sentimientos. Por eso, el vínculo que se crea entre las personas y sus mascotas influye en el bienestar físico y mental.

Aplicación en las Terapias Asistidas por Animales

Por todas estas razones las terapias asistidas por animales de compañía se han aplicado con gran éxito en varios países. La gran noticia es que cada vez se hace más. Se está demostrando la enorme eficacia de estos programas por experiencias que se están llevando a cabo en España y otros países occidentales.

Está ayudando a niños con trastorno del espectro de autismo y con TDH. También benefician a personas tienen una timidez patológica o trastornos emocionales o falta de sociabilidad… Se aplican también para ayudar a muchos ancianos con Alzheimer. Y sobre todo para los que están deprimidos o necesitan una motivación para hacer ejercicios mentales o físicos.

terapia asistida con animales

Foto sacada de: javer-keleb.com/cosas-de-perros/terapia-asistida-con-animales

Está claro que los animales solos no dan lugar a una terapia. Sin embargo son un estupendo medio para que la persona que lo necesita y el terapeuta puedan conectar facilitando la recuperación.

Pero no todo son terapias, también existen las llamadas Actividades Asistidas por Animales (AAA). Éstas pueden enfocarse a la educación, la diversión, la motivación, etc. sin necesidad de que un terapeuta haga un seguimiento médico. Lo detallamos más concretamente en otro artículo.

Animales en los hospitales

Huerga No Comments
Perros en los hospitales

Los animales en los hospitales mejoran la salud de los pacientes

Perro del Hospital de Torrejón (Madrid)

En EL MUNDO hablan de esta estupenda noticia. Los perros entran en el hospital – EL MUNDO

Hay personas enfermas que tienen que pasar largos períodos en un hospital. Al estar fuera de su ambiente suelen entrar en un estado de ansiedad o depresión que en ocasiones hace que se dificulte su curación. Los animales en los hospitales son una muy buena opción para mejorar su estancia. En muchos hospitales ya se ha probado a introducir perros de terapia o asistencia para reducir el sufrimiento de estas personas. Consiguen que su estancia sea más llevadera y tengan más energía para recuperarse y salir adelante.

En América se realizan programas de visitas de las mascotas de los pacientes a los hospitales, siempre siguiendo unas normas higiénico-sanitarias y de comportamiento. Las personas hospitalizadas tienen la oportunidad de no echar tanto de menos a sus seres queridos, motivándolas para recuperarse.

Pero si los pacientes no tienen mascota, también se organizan visitas de perros de terapia a hospitales. De esta manera las personas que permanecen allí pueden disfrutar de estos compañeros peludos sin necesidad de cuidarlos. Muchas personas recuerdan mascotas que tuvieron durante su vida y rememoran esos momentos felices. Por otra parte, el cariño y el calor que aportan hace que disminuya su ansiedad o su estrés y que sus problemas queden en segundo plano. También facilitan la comunicación con otras personas. Se consideran facilitadores sociales porque consiguen que las personas hablen de ellos. Encuentran un nexo que les hace sentirse más a gusto con los demás.

Mejora de la salud mental

En los casos de personas con demencia, los animales consiguen resultados increíbles. Suelen ser personas con varios déficits cognoscitivos como pérdida de memoria, alteración del lenguaje, deterioro de las capacidades motoras, dificultad para identificar objetos, etc. Los animales ayudan a motivar a estas personas a comunicarse consiguiendo que experimenten emociones que

les hacen cambiar su percepción. Se ha comprobado que con esta terapia se consigue disminuir significativamente la cantidad de movimientos involuntarios o estereotipados que tienen estas personas.

En definitiva, las personas nos sentimos mucho mejor en presencia de animales que nos den cariño. Es tan sencillo que a veces nos cuesta entenderlo. Pero poco a poco estos beneficios se van haciendo tan evidentes que pronto encontraremos habitual ver animales en muchos hospitales.

 

 

Animales en centros penitenciarios

Huerga No Comments

Beneficios que aportan los animales en centros penitenciarios

Se ha comprobado el efecto beneficioso que tienen los animales en las personas. Este es más acusado en las personas con necesidades especiales, por lo que los reclusos no iban a ser una excepción. Los animales en centros penitenciarios ayudan a la rehabilitación de estas personas. Los animales de compañía mejoran la autoestima, dan cariño sin amenazas, sin juzgar y consiguen que las personas sean más responsables. De esta forma, estimulan y satisfacen su necesidad de cuidar a alguien.

Se ha comprobado que los animales mejoran tanto el «ambiente», que se reducen las peleas y los suicidios. Son un foco de atención que llega a todos, catalizando la comunicación y distrayendo de las rutinas diarias.

Una actividad que mejora sustancialmente el comportamiento de las personas es el adiestramiento de un perro de asistencia. Así, posteriormente, ese perro ayudará a personas con alguna discapacidad física, contribuyendo a mejorar la sociedad.

Los internos que lo han realizado han conseguido dar un nuevo sentido a su vida. Han aprendido lo que es la responsabilidad de cuidar y educar a un perro para un fin caritativo. Además, el sentimiento de amor incondicional que han recibido por parte del perro les han llenado de esperanza y de actitudes positivas. De la misma forma, estas experiencias les ayudan a hacer nuevas amistades y a tratar a las personas de una forma adecuada.

Ya hay programas de rehabilitación de estas personas en otros países. Los animales en centros penitenciarios han conseguido diversos beneficios: disminución de la violencia y de  lesiones autoinfligidas, disminución de suicidios, mejora de las relaciones con el personal y entre los reclusos, mejora de la autoestima, reducción del consumo de drogas, menos reincidencias, etc.

Todo es debido a las experiencias positivas que fomentan los animales. Dan lugar a sentimientos como empatía, responsabilidad, compasión, paciencia, confianza y cuidado de otro ser vivo.

Actividades enfocadas al adiestramiento

Por su parte, las actividades enfocadas al adiestramiento también han conseguido mejoras en las personas en aspectos de liderazgo, trabajo en equipo, toma de decisiones y capacidad de trabajo.

Hay otros programas que se han llevado a cabo con reclusos y que han tenido muy buenos resultados. Se han realizado programas educativos y de rehabilitación de animales abandonados. Estos programas hacen que muchas personas se sientan identificadas, haciendo que se impliquen enormemente en el proyecto. También hay programas de formación en el manejo de los animales, dándoles además una nueva perspectiva de futuro.

Un buen ejemplo de estos programas es el que se hizo con jóvenes delincuentes a los que se les asignaron perros de una protectora de animales que habían sido abandonados. Ellos tenían que encargarse de educarlos para que consiguieran que alguien los adoptara. Los jóvenes se sintieron muy identificados con estos perros abandonados. Crearon un vínculo que les hizo experimentar sentimientos que no habían dejado salir antes.

Trabajaron y se divirtieron entendiendo que las actitudes positivas dan lugar a resultados positivos. Que las demostraciones de cariño no están mal vistas. Estos perros ayudaron a los jóvenes a ser más afectuosos, a demostrar más sus sentimientos, a ser más solidarios, a practicar nuevos hábitos, a ser más tolerantes y pacientes, a tener más responsabilidad, compromiso, comprensión y empatía. Dando lugar a una mejora de la autoestima y del autocontrol.

En España se incluyen estos programas de terapia asistida por animales en el apartado de reeducación y reinserción social, dentro del Programa TACA del Ministerio del Interior.