Veterinaria y perro de terapia

Laura y Maggie te invitan a conocer Toma mi pata, donde la diversión y el cariño están aseguradas.

Laura Huerga del Sol

Veterinaria y guía de perros de terapia

Hola a todos. Soy Laura, veterinaria y fundadora de Toma mi pata.

Desde pequeña tenía claro que los animales eran mi vida, me fascinaban todos y cada uno de ellos. Me podía pasar horas mirándolos, viendo su comportamiento, lo que comían, donde dormían… Por eso, sabía que lo que quería hacer en mi vida era ayudarlos. Así que hice la carrera de Veterinaria en la Universidad de León.

Después de trabajar en muchas ramas de esta bonita profesión sentía que aún no había encontrado mi sitio, que faltaba algo.

Quería montar mi propia empresa, crear algo nuevo y que fuera beneficioso para los demás. Empecé pensando en las personas mayores, porque me hundía el alma ver como estas personas se apagaban en las residencias de ancianos. Me encantaría poder alargar el tiempo que estas  personas se valen por sí mismas. A raíz de esos pensamientos empecé a investigar y encontré información sobre los perros de asistencia y sus aplicaciones.

De ahí pasé a ver que también hay perros de terapia y este mundo hizo que mi perspectiva cambiara. Empecé a ver claro todo lo que los animales pueden hacer por nosotros, la forma en la que pueden ayudarnos si se enfoca de la manera adecuada. Todo el cariño incondicional que dan hace que todo esto sea posible.

Por eso hice el Curso de Entrenador de perros de terapia que impartía El Educadog. Allí aprendí todas las metodologías y las habilidades que hay que tener para entrar en este fascinante mundo. Y así, Maggie y yo seguimos aprendiendo y viviendo nuevas experiencias con todo el que lo necesita. ¿Te apuntas?

 Maggie

Perra de terapia y perra lectoraMaggie perro de terapia

Maggie es mi compañera, mi amiga y la protagonista de Toma mi pata. Desde que la vi supe que era la perrita perfecta para el puesto. Es paciente, cariñosa hasta la saciedad, equilibrada, juguetona y lista como un zorro. Siempre está dispuesta a trabajar, a jugar, a servir a los demás, porque le encanta estar con la gente y verles felices.

Juntas hemos entrenado para ser guía y perro de terapia, y juntas seguimos aprendiendo. Porque la vida es eso, seguir aprendiendo.