Los animales en los hospitales mejoran la salud de los pacientes

Perro del Hospital de Torrejón (Madrid)

En EL MUNDO hablan de esta estupenda noticia. Los perros entran en el hospital – EL MUNDO

Hay personas enfermas que tienen que pasar largos períodos en un hospital. Al estar fuera de su ambiente suelen entrar en un estado de ansiedad o depresión que en ocasiones hace que se dificulte su curación. Los animales en los hospitales son una muy buena opción para mejorar su estancia. En muchos hospitales ya se ha probado a introducir perros de terapia o asistencia para reducir el sufrimiento de estas personas. Consiguen que su estancia sea más llevadera y tengan más energía para recuperarse y salir adelante.

En América se realizan programas de visitas de las mascotas de los pacientes a los hospitales, siempre siguiendo unas normas higiénico-sanitarias y de comportamiento. Las personas hospitalizadas tienen la oportunidad de no echar tanto de menos a sus seres queridos, motivándolas para recuperarse.

Pero si los pacientes no tienen mascota, también se organizan visitas de perros de terapia a hospitales. De esta manera las personas que permanecen allí pueden disfrutar de estos compañeros peludos sin necesidad de cuidarlos. Muchas personas recuerdan mascotas que tuvieron durante su vida y rememoran esos momentos felices. Por otra parte, el cariño y el calor que aportan hace que disminuya su ansiedad o su estrés y que sus problemas queden en segundo plano. También facilitan la comunicación con otras personas. Se consideran facilitadores sociales porque consiguen que las personas hablen de ellos. Encuentran un nexo que les hace sentirse más a gusto con los demás.

Mejora de la salud mental

En los casos de personas con demencia, los animales consiguen resultados increíbles. Suelen ser personas con varios déficits cognoscitivos como pérdida de memoria, alteración del lenguaje, deterioro de las capacidades motoras, dificultad para identificar objetos, etc. Los animales ayudan a motivar a estas personas a comunicarse consiguiendo que experimenten emociones que

les hacen cambiar su percepción. Se ha comprobado que con esta terapia se consigue disminuir significativamente la cantidad de movimientos involuntarios o estereotipados que tienen estas personas.

En definitiva, las personas nos sentimos mucho mejor en presencia de animales que nos den cariño. Es tan sencillo que a veces nos cuesta entenderlo. Pero poco a poco estos beneficios se van haciendo tan evidentes que pronto encontraremos habitual ver animales en muchos hospitales.

 

 

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¿Qué estás buscando?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.