La relación entre hombre y perro

La relación entre el hombre y el perro

La relación entre hombre y perro viene de muy atrás, aproximadamente de hace 12000 años. Se sabe que hace 12000 años el único animal que estaba domesticado era el perro-lobo. Esto lleva a pensar que la presencia  de animales de compañía precedió a la domesticación del ganado.

Durante este tiempo no se han dejado de seleccionar las distintas razas para diversas funciones. Actualmente las terapias asistidas por animales forman parte de estas funciones. Aunque en este caso, la raza como tal no es lo importante, lo es el carácter.

La domesticación

En la domesticación de los perros se sabe que se crearon las distintas razas en base a las distintas necesidades del hombre. Hay perros de pastoreo, cazadores, perros para tirar de los trineos en la nieve, de rastreo, veloces como los galgos, etc.

Razas de perros

Foto sacada de: taringa.net

Y en el grupo más heterogéneo están los animales de compañía. Son perros de cualquier raza que únicamente se han destinado a pasar la vida con nosotros sin importar su aptitud.

Por desgracia no siempre se seleccionan los perros teniendo en cuenta su bienestar. Actualmente hay muchos problemas genéticos y de enfermedades que se podrían evitar haciendo una selección responsable. Os invito a leer el artículo ¿Pero qué nos han hecho?.

Parte de la familia

Hay innumerables muestras de que los animales de compañía han estado con la humanidad en las distintas civilizaciones. Los representaban los egipcios, los antiguos griegos, e incluso en imágenes que existen de la Edad Media. En la época isabelina era muy común retratarse con los animales de compañía. Y más adelante incluso se puso de moda fotografiarse con ellos.

En nuestra sociedad actualmente hemos integrado a los animales en nuestras vidas de una manera asombrosa. Cada vez hay más gente que tiene mascotas en casa y la mayor parte afirma que su mascota es parte de su familia.

Mascota y familia

Foto sacada de: vix.com/es/imj/hogar/5568/top-6-razas-de-perros-para-vivir-en-familia

Al igual que un amigo o familiar cercano tiene una enorme influencia en nuestra salud y bienestar, se ha visto que también se puede ampliar a los animales de compañía. Se ha comprobado que la probabilidad de morir de un infarto es más del doble en personas que viven solas que en las que viven en familia.

Pero la probabilidad es igual a la de los que viven en familia si las personas que viven solas tienen un “confidente”. Es alguien que ocupa su mente y que les hace sentir que son importantes, como una mascota. Por eso no se trata solamente de tener a alguien de quien preocuparse. Es tenerlos en nuestra mente representados como alguien que nos produce un profundo bienestar.

También se han hecho muchos estudios sobre los beneficios que nos aportan los animales, sobre todo para nuestra salud física y mental. Las investigaciones más recientes apuntan a que su presencia se asocia con sensaciones de tranquilidad y relajación. Incluso con la reducción del ritmo cardíaco y la presión sanguínea. Además, facilitan las interacciones sociales actuando como catalizadores sociales.

El vínculo y la atracción entre hombre y perro

Está comprobado que la presencia de animales en pinturas, anuncios, etc. junto a personas mejora el reconocimiento favoreciendo la aceptación social. Muchos políticos posan con animales, ya que saben que es una herramienta poderosa para alterar las percepciones sociales. El animal consigue rodear a las personas de una aureola de confianza, incrementando su atractivo.

Es un hecho que, a lo largo de la evolución humana, nos hemos sentido atraídos de una u otra forma por otros seres vivos. Esta teoría se ha llamado hipótesis de la Biofilia. Postula que lo natural puede atraer nuestra atención al exterior y conseguir que nos relajemos (Katcher, 1993). Se ha visto en pacientes hospitalizados, que sienten menos dolor y más relajación al contemplar árboles. O cuando contemplamos un acuario que notamos como se reduce nuestra ansiedad.

Los beneficios que aportan las mascotas

En 1991 Serpell demostró que tener un animal de compañía reduce mucho dolores poco graves. De esta forma se mejora la calidad de vida de las personas. Pero no solo eso, también demostró que estos efectos beneficiosos sobre los dueños se mantenían durante 10 meses en el caso de que la mascota fuera un perro, y entre 1 y 6 meses en el caso de que fuera un gato. Por eso sabemos que los efectos terapéuticos no solo ocurren cuando el animal está en la sesión, sino que perduran más tiempo.

Fue curioso el resultado de un importante estudio realizado en 1995. Este estudio relacionaba los distintos factores que influían en la supervivencia tras un infarto cardíaco. Los factores determinantes fueron el hecho de tener mascota y tener un alto grado de apoyo social. Se vió que las personas que tenían perros, independientemente del apoyo social que tuvieran, tenían menor probabilidad de morir el año posterior al ataque. Sin embargo, en el caso de que la mascota fuera un gato, sí dependía el resultado del apoyo social.

Actualmente el 98% de las personas que tienen animales de compañía aseguran que hablan con su mascota como si fuera una persona. Y el 81% cree que además sus animales corresponden sus sentimientos. Por eso, el vínculo que se crea entre las personas y sus mascotas influye en el bienestar físico y mental.

Aplicación en las Terapias Asistidas por Animales

Por todas estas razones las terapias asistidas por animales de compañía se han aplicado con gran éxito en varios países. La gran noticia es que cada vez se hace más. Se está demostrando la enorme eficacia de estos programas por experiencias que se están llevando a cabo en España y otros países occidentales.

Está ayudando a niños con trastorno del espectro de autismo y con TDH. También benefician a personas tienen una timidez patológica o trastornos emocionales o falta de sociabilidad… Se aplican también para ayudar a muchos ancianos con Alzheimer. Y sobre todo para los que están deprimidos o necesitan una motivación para hacer ejercicios mentales o físicos.

terapia asistida con animales

Foto sacada de: javer-keleb.com/cosas-de-perros/terapia-asistida-con-animales

Está claro que los animales solos no dan lugar a una terapia. Sin embargo son un estupendo medio para que la persona que lo necesita y el terapeuta puedan conectar facilitando la recuperación.

Pero no todo son terapias, también existen las llamadas Actividades Asistidas por Animales (AAA). Éstas pueden enfocarse a la educación, la diversión, la motivación, etc. sin necesidad de que un terapeuta haga un seguimiento médico. Lo detallamos más concretamente en otro artículo.

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¿Qué estás buscando?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.