Perros y personas mayores

Los animales mejoran la depresión en las personas mayores

Está demostrado que los animales mejoran la depresión en personas mayores. Es debido a que a nuestras mascotas les gustamos tal y como somos. No les importa nuestra edad, ni si somos altos o bajos, feos o guapos, más o menos listos, no les importa nuestra raza ni nuestra religión… No tienen prejuicios y por ello nos producen sentimientos de cariño, de pertenencia a un grupo y de ser importantes.

Los animales dan cariño incondicional

Imagen de www.animalmascota.com

Esto es especialmente importante para las personas mayores. Después de que los hijos crean su propia familia y cuando ya no tienen las mismas habilidades que antes para valerse por sí mismos, comienzan a sentirse solos y deprimidos.

Las animales les dan una motivación para levantarse

El hecho de cuidar a un animal hace que se sientan necesarios y capaces de hacerse cargo de otro ser vivo, como hacían cuando eran más jóvenes. El estar activo es más fácil si tienes un animal cerca que te invita a salir, a moverte, a reír y a disfrutar de cada momento.

El perro y el hombre

Imagen de www.actualidad21.net

Personas diferentes con necesidades diferentes

No todas las personas son iguales ni están en mismo momento de su vida, por lo que la programación de las terapias será diferente en cada caso.

Hay personas que se aíslan dejando de hablar con los demás, dejando de salir y de relacionarse con otras personas, lo que lleva a la soledad. En otros casos es más acusada la debilitación física o mental. Esto hace que cada vez quieran hacer menos cosas y se desmotiven, llegando a deprimirse con facilidad.

Algunas personas mayores se desorientan por su avanzada edad, necesitando que les guíen. Otras personas no consiguen salir de un estado de ensoñación en el que reviven su pasado y no conectan con la realidad actual.

La mayor parte de las personas mayores que dejan de tener responsabilidades, van quedándose poco a poco pasivas. Sienten que no tienen ninguna razón para seguir levantándose por las mañanas.

Aislamiento en personas mayores

Imagen de www.inforesidencias.com

 

Los animales nos aportan muchos beneficios

Beneficios para la salud

  • Mejora de la salud en general, ya que en contacto con el animal las personas sufren menos estrés o ansiedad y van menos veces al médico. El animal hace que no se sientan solos, aumentando su autoestima y favoreciendo el interés por comunicarse. Aumentan el contacto físico y las demostraciones de cariño. Además les ayuda mucho a centrar la atención y a pensar menos en sus dolencias, haciendo que rían y se diviertan. En el caso de los perros también hacen que salgan a pasear y les mantienen más en forma que si vivieran solos. Por otra parte, cuando acariciamos y miramos a los animales nos relajamos y estamos más abiertos a nuevas sensaciones y emociones.
Las mascotas mejoran la salud de las personas

Imagen de www.healthtap.com

Beneficios por sentirse vivo

  • Las personas mayores que viven solas pueden ir dejando de relacionarse y de hacer una vida social debido a diversos factores. Sobre todo puede deberse al hecho de no sentirse necesitados como en años anteriores, cuando toda la familia dependía de ellos. Pierden las responsabilidades que tenían y se sienten vacíos, sienten que nadie los necesita. Por eso, el tener que cuidar a un animal y estar pendiente de sus necesidades, hace que estas personas llenen ese vacío de responsabilidad que les quedó por quedarse solos. Cuidar a otros seres vivos nos hace sentir importantes y por lo tanto nos hace sentir bien.

Beneficios contra la soledad

  • La soledad es un sentimiento común en personas mayores que viven solas. Se van aislando con facilidad y pueden sentirse muy solos. Los animales de compañía hacen que la sensación de bienestar sea mucho mayor. Dan mucho cariño incondicional, siempre se alegran de verte y animan en los momentos de bajón. Por eso evitan el sentimiento de soledad. Además, el tener que salir a sacar de paseo a un perro hace mucho más fácil la interacción con otras personas que también tienen uno o que simplemente les gustan. Se dice que los perros son catalizadores sociales por esta razón. En las residencias de ancianos en las que se ha introducido un perro se ha visto que las personas hablan mucho más y tienden a hacerlo menos de sus enfermedades y más de los animales o de lo que hacen.

Beneficios por la diversión

  • Los animales ayudan a sentirse de buen humor ya que hacen cosas graciosas. Nos ayudan también a reírnos de nosotros mismos o de lo que tenemos alrededor.
Los animales te hacen feliz

Imagen de www.mundo-animal.com

Las terapias con animales, una solución para muchas personas

Por eso, dependiendo de la situación de la persona, se llevará a cabo un programa planificado para obtener los beneficios adecuados. Se puede llegar así a mejorar la calidad de vida de esa persona.

Es posible realizar terapias con animales personalizadas, para una sola persona en su propia casa. De esta manera se consiguen todos los beneficios de tener un perro sin tenerlo, y además, se practican ejercicios beneficiosos para retrasar el deterioro producido por la edad, gracias a la motivación del perro de terapia.

Por otra parte, también se realizan terapias asistidas por animales en grupos, en residencias de ancianos. De esta forma, se planifican actividades que mejoren las habilidades de los participantes y se mejoran las relaciones sociales.

Terapias asistidas con perros

Imagen de www.elpaular.com

Lo ideal es comenzar en los estadios iniciales de la patología para intentar evitar, o al menos retrasar el empeoramiento, o en su caso para comenzar a tiempo la rehabilitación adecuada. Lo más habitual que se trabaja en estos colectivos suele ser la movilidad para retrasar incapacidades. También se motiva la autonomía para conseguir que las personas se adapten a nuevas situaciones. Y sobre todo se trabaja la memoria, para que la pérdida de memoria se retrase lo más posible.Toma mi pata

En Toma mi pata realizamos estas actividades y terapias. Infórmate en Toma mi pata para personas mayores.

 

Perros en las residencias de ancianos

Por todas estas razones, el tener un perro en una residencia de ancianos y el hacer sesiones de terapia asistidas por animales es una forma fácil y divertida de conseguir que la calidad de vida de estas personas mejore notablemente y que tengan más ganas de vivir.

Las residencias que ya lo han probado se han sorprendido de los buenos resultados. Las personas con demencia senil suelen salir de su estado de ensoñación para acariciar al perro, que les conecta con el mundo real.

Perros en residencias de ancianos

Imagen de www.diariomascota.com

No es bueno que las personas no tengan responsabilidades ni exigencias. El ser humano necesita sentirse activo y necesario para no caer en la desesperación y el deterioro. Los animales logran estimular la felicidad, la diversión, las ganas de vivir y de aprender cosas nuevas. Aumentan la sensibilidad, el afecto y relajan a las personas mejorando a su vez las relaciones sociales.

Pon una mascota en tu vida o en la de tus padres. Vuestra salud os lo agradecerá.

 

2 Comments

Laura Huergajunio 18, 2017 at 1:08 am

Me ha gustado leer este artículo. Muchas gracias por compartirlo

    Laura Huergajunio 18, 2017 at 1:08 am

    Me alegra que te haya gustado. Muchas gracias por tu comentario Helder!

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¿Qué estás buscando?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.